Cardenete: una vuelta de tuerca más

La serranía baja de Cuenca se ha ido convirtiendo en uno de los puntos calientes de granjas de porcino, de unos años a esta parte, y concretamente la zona de Cardenete y Yémeda ya cuenta con 20.000 cabezas que se verían incrementadas ahora en 13000 más.

 ACEM ecologistas de la Manchuela ha presentado alegaciones al expediente PRO-CU-22-1183 Explotación ganadera de transición de lechones con una capacidad total de 13.440 plazas en el TM de Cardenete, promovida por PORCIALTOLLANO SL.

Este promotor es el dueño de la granja para 6370 cerdos de cebo situada a escasos 1100 mts del núcleo urbano de Cardenete que desde 2016, el año de su construcción genera incesantes molestias por malos olores e insectos , agravados por una distancia ( 1.100 mts) que la legislación actual no permitiría. Es el promotor asimismo de otra granja para 2100 madres reproductoras   a 1,4 km del río Cabriel que contó con la denegación de la licencia municipal por parte del ayuntamiento y que todavía no ha comenzado a construirse. Y ahora es el promotor de una granja de transición de lechones para 13000 lechones que es el proyecto al que hemos alegado en un intento de detener su construcción.

La zona de la serranía baja de Cuenca se ha ido convirtiendo en uno de los puntos calientes de granjas de porcino, de unos años a esta parte, y concretamente la zona de Cardenete y Yémeda ya cuenta con 20.000 cabezas que se verían incrementadas ahora en 13000 más . Esta cantidad de ganado necesita ya una cantidad de tierras de cultivo para aplicación de purines que ambos términos municipales están al límite de poder ofrecer. Y este hecho propicia que periódicamente se produzcan encharcamientos en su aplicación en algunos campos , que han sido repetidamente denunciados por ACEM , y empuja a los promotores a cederse tierras entre si y a duplicar parcelas como hemos comprobado al comparar tablas presentadas en dos expedientes.

En el expediente que nos ocupa hemos detectado lo que consideramos numerosas irregularidades que hemos puesto en conocimiento de la consejería de desarrollo sostenible tales como:

-Un cálculo erróneo de la relación entre la superficie construida y la superficie total al incluir las superficies de servidumbre tanto a la carretera como a la vía férrea.

-No contar con la autorización pertinente para el aprovechamiento de aguas subterráneas .

-No contar con la preceptiva licencia municipal y presentar sólo una solicitud de la misma.

-Ignorar la proximidad de una explotación porcina cuando hace referencia a las otras tres del área.

-Pasar por alto la existencia de un pequeño curso de agua estacional dentro de la propiedad y la afección que sobre él , resto de arroyos y la proximidad de la zona ZEPA Hoces del Cabriel, Guadazaón y Ojos de Moya tendría la nueva explotación..

-Duplicar parcelas presentadas para gestión de purines con las presentadas por una de las explotaciones de Yémeda dando así la razón a las sospechas de que esta puede ser una práctica extendida.

-Situar la balsa de purines a escasos metros del sondeo para la extracción de agua.

Por todos estos motivos, pero por encima de todo porque consideramos este tipo de ganadería industrial totalmente perjudicial tanto para las poblaciones , para el medio ambiente como para el bienestar animal es por lo que hemos presentado las alegaciones con la esperanza de que nunca se autorice dicha explotación.

 

Artículo relacionado:
Pueblos Vivos: Mediciones de nitratos en agua en Cardenete.