ClimArte: un éxito a muchos niveles

Las compañeras de la Manchuela por el clima nos cuentan, en este artículo extraído de su web, el resultado de Climarte. Además, en su canal de youtube, podemos ver las diferentes actividades, así como un vídeo resumen.

 

¡El primer proyecto que realizamos como organización ha sido un completo éxito! Han sido unos días fantásticos e intensos y difíciles de resumir en palabras. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y nosotros hemos hecho cientos de videos y fotos que iremos subiendo a nuestras redes, pero incluso así no queremos dejar pasar la oportunidad de compartir aquí algunas impresiones. En general, con unos 130 participantes y una gran respuesta por parte de ellos y de los profesores, estamos muy satisfechos con el resultado de ClimArte. Además estamos seguros de haber acercado a la generación más joven de la Manchuela y de haber aumentado su comprensión sobre los efectos del cambio climático en las zonas rurales.

¿Sabes qué es la Manchuela? ¿Qué pasa con la desertificación? ¿Te gusta vivir en tu pueblo? ¿Y si somos nosotros los que actuamos para transformar la Manchuela en un lugar más sostenible y vivo con el que la generación más joven pueda identificarse? Con estas y otras preguntas intrigantes comienza cada mañana nuestro cofundador Héctor Abarca. Motiva a las alumnas y los alumnos para que hablen, compartan sus opiniones y finalmente reflexionen sobre la urgencia de ponerse manos a la obra por los objetivos del proyecto ClimArte y La Manchuela por el Clima.

Después llega el momento de crear grupos para los diferentes talleres: graffiti, performance, pintura de dedos y rap. Las monitoras de los talleres buscan un lugar a la sombra de los patios, dan una pequeña introducción técnica a la forma de arte y en poco tiempo los participantes empiezan a rociar, mover, pintar y rimar ellos mismos. ¡Ni siquiera el caluroso día de verano de 35 grados pudo detenerlos! 

Los talleres de graffiti de CRISDOSE, para los cuales previamente habíamos elegido los diseños entre los dibujos enviados por los propios alumnas y alumnos , son muy demandados por los participantes. Sin embargo, la creatividad y el trabajo grupal necesario en los talleres de pintura de dedos de Julia atraen a muchas alumnas y alumnos que quieren plasmar sus reflexiones sobre los temas previamente escuchados acerca del cambio climático y la despoblación en la Manchuela.

Solo los participantes más valientes son capaces de coger el micro y rimar con las bases que nos trajo Pangea mientras Tania despierta las mejores vibraciones de los asistentes de su taller a través de prácticas como mímica o la risoterapia. Los resultados fueron sorprendentes, la dedicación y motivación mostrada por los participantes fueron inmejorables en un año donde este tipo de actividades han sido más necesarias que nunca debido a las limitaciones por la pandemia.

Al reflexionar sobre la exitosa y a la vez desafiante conducción de ClimArte, destaca que el nivel de éxito de cada día independiente dependió mucho de la dedicación del propio instituto. El número de participantes varió de un día a otro, pero alcanzó su máximo exponente en Quintanar del Rey, donde alcanzamos el aforo completo con alumnos que pudieron dedicarse toda la mañana en cuerpo y alma a crear un arte con la capacidad de cambiar su futuro. 

Puesto que muchos alumnos ya habían recibido las notas y esto suele bajar la asistencia a los centros educativos, el compromiso de los institutos fue crucial para conseguir estos resultados. Las palabras de satisfacción que alumnas, alumnos y profesores nos han regalado nos animan a seguir trabajando para conseguir nuevos proyectos. ¡Además nosotros aprendimos cómo hacerlo aún mejor la próxima vez y estamos seguros de que este no habrá sido el último proyecto de este tipo!

Para terminar, nos gustaría dar las gracias a todos los que habéis participado en ClimArte de una forma u otra por hacer de él un primer proyecto divertido y exitoso, ¡Gracias Manchuela!