"El camino" de Miguel Delibes

Os proponemos crear un lugar donde poder curarnos cuando la lucha se haga cuesta arriba, y donde podamos tomar respiro para seguir avanzando.

Hay veces que, para poder seguir, tenemos que parar y buscar refugio en lugares que nos sanan y que nos vuelven a dar el impulso necesario para seguir por el camino que hemos elegido. Esos lugares pueden ser múltiples y diversos, cada una tenemos el nuestro particular pueden ser desde una persona, un paisaje o cualquier otra cosa.

En ocasiones, encontramos el refugio y el aliento necesarios en lo que otras personas han pensado, investigado y creado poniéndolo al alcance de todo el mundo, pero es difícil conocerlo todo. Es por esto que comenzamos una sección de reseñas literarias, artísticas, o de cualquier índole para que, cada una de las personas que formamos parte de ACEM, podamos compartir con el resto los libros, las películas, la música, los paisajes, etc. donde nos sentimos reflejadas y que nos ayudan a seguir por el camino elegido.

Compartir lo que nos emociona es una forma de resistir y de luchar, al mismo tiempo que vamos ahondando en nuestro propio conocimiento, en el de los demás y en el mundo que nos rodea. Os proponemos crear un lugar donde poder curarnos cuando la lucha se haga cuesta arriba, y donde podamos tomar respiro para seguir avanzando.

Nuestra primera propuesta: El camino de Miguel Delibes

Podríamos haber comenzado con otra autora o autor o con otros libros, pero tras mucho reflexionar, hemos decidido comenzar esta sección con Miguel Delibes.

Es cuantiosa la obra de este gran defensor de la naturaleza y de la España rural, pero para iniciar este “viaje literario” elegimos El Camino1.

La novela fue adaptada al cine  en 1963 por Ana María Mariscal y en 1978  la adaptó Josefina Molina para una serie de TVE2.

El libro fue publicado en 1950 y a pesar de tener ya 71 años este “camino” nos hace reflexionar sobre todos los cambios que han sucedido durante este tiempo, pero no solo en el valle donde transcurre la historia, sino en el resto de pueblos, incluidos los nuestros.

Si lo leíste hace tiempo, vuelve a leerlo para que veas cuánto has cambiado tú y lo que te rodea, si no lo has leído, ven…

¡Comenzamos el viaje!

Vamos a recorrer este camino utilizando diferentes prefijos.

Hay un verbo latino “gradio/gressus” que significa “ir, marcharse”, dependiendo del prefijo que elijas cambia parte de su significado.

El primer prefijo que elegimos es -in, con este prefijo ingresas o entras en un lugar. Y eso es lo que hace Miguel Delibes, a través de los ojos de Daniel, el Mochuelo (no podría ser otro el mote), ingresamos en la vida de un pequeño pueblo situado en un valle, donde conoceremos a sus habitantes y sus historias.

Con lenguaje sencillo el autor nos muestra los entresijos del pueblo, de sus gentes, de la naturaleza que lo llena todo y de los pensamientos del chiquillo de 11 años. Comienza el libro con Daniel pasa la noche en blanco, porque al día siguiente, cuando se levante, tendrá que abandonar su valle en busca del progreso que ha elegido el quesero, su padre, para él. Lejos quedarán sus amigos Roque, el Moñigo, Germán, el Tiñoso y la Mariuca-uca, el río y el mundo que conoce.

Es aquí donde nos encontramos con el prefijo pro-, se supone que es lo que hace que vayamos hacia adelante, eso es el progreso, bueno eso era lo que habíamos pensado hasta ahora y, eso es lo que cree Salvador, el padre de Daniel, que para que su hijo avance  y progrese este debe abandonar el pueblo e irse a estudiar a la ciudad, aunque no sea eso lo que le gustaría a su hijo.

En este punto del camino, a través de la mirada atenta del niño, reflexionamos y pensamos que, tal vez, el progreso para los pueblos no estaba en irse sino en quedarse y luchar contra lo que nos impedía avanzar, pero sin perder la identidad de cada lugar.

Es por eso que pensamos que es necesario un tercer prefijo  para Daniel re-,  para que pueda regresar a su valle. En ocasiones el progreso no está en avanzar sin mirar hacia atrás, sino en volver a las raíces y defenderlas frente a todo.

¿Te atreves a recorrer este camino?

 

1. Si quieres leer el libro puedes hacerlo yendo a la biblioteca pública más cercana, con un carnet gratuito puedes acceder a todas la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha: 

http://reddebibliotecas.jccm.es/portal/

Lo puedes leer en papel, en digital o escucharlo en Audiolibro.

 

2. Si lo que te gusta es leer en digital, también puedes acceder con el mismo carnet a EBIBLIO para libros y EFILM para películas

https://castillalamancha.ebiblio.es/resources/60107e4a46be04004c1652f0