Eliminación Central Hidroeléctrica de Contreras-Mirasol

EXPEDIENTE DE EXTINCIÓN DEL DERECHO EN LA CENTRAL HIDROELÉCTRICA DE CONTRERAS-MIRASOL Y SU PRESUMIBLE DEMOLICIÓN

Desde ACEM-Asociación para la Conservación de los Ecosistemas de la Manchuela - Ecologistas en Acción comunicamos, que tras los esfuerzos empleados para la eliminación de esta infraestructura obsoleta, la misma va a ser eliminada presumiblemente por la Confederación Hidrográfica del Júcar.

 

Para ello ponemos al público en antecedentes, en los años 30 y 40 se realizó una infraestructura en el cauce del Cabriel denominada central hidroeléctrica de Mirasol-Contreras, que tras los 75 años concesionales pasó a manos de Hidroeléctrica (Iberdrola) con diferentes períodos de uso-desuso. En el 2017 y tras agotarse plazos concesionales se inició el expediente de extinción, en cuyas fases de alegaciones asociaciones como AEMS-Ríos con vida instaban a la eliminación de dicha infraestructura, o propiamente nosotros, ACEM, insistíamos en la obsolescencia de dicha infraestructura y necesaria eliminación por afectar a especies piscícolas clasificadas como Vulnerables como el Blenio o la Loina, por las afecciones a caudales ecológicos y continuidad transversal del río, y por ser necesaria esta eliminación para cumplir con los criterios de la Directiva Marco de agua en cuanto a valores y especificaciones. Informes como el de Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se establecían en términos similares.

Con todo ello y tras un par de ampliaciones de plazos, se realizó una reunión de personal técnico de la CH Júcar e Iberdrola, y representantes de ACEM y AEMS, concluyendo además de lo expuesto la peligrosidad para personas de dicha infraestructura en desuso.

Ya en 2019 un informe de la Oficina de Planificación Hidrológica del Júcar, instaba a su eliminación por ser necesaria para cumplir con los objetivos de la Directiva marco. Tras ello se vinieron realizando más informes que venían a destacar lo mencionado por ACEM, en cuanto a caudales ecológicos, afecciones a especies, continuidad del río, que se favorecían condiciones para que se generasen algas y macrófitos (llegando a ser estos excesivamente invasivos y colmatando todo el río)… etc. Destacar y realizar un inciso de este punto, pues ACEM también envió escritos a la CH Júcar por el tema de la excesiva presencia de algas invasoras que colmataban el cauce del río y puso en sobreaviso a la CH Júcar sobre este problema, al cual esta infraestructura ayudaba a generar.

Finalmente, en la fase final del expediente de extinción, se ha generado hace escasos días un informe final del expediente que insta a reconocer la tremenda presión e impacto de dicha infraestructura sobre el río, su caudal y sus especies, reconociendo además su escaso valor, peligrosidad y obsolescencia. En dicho escrito se insta a su eliminación y menciona que elementos se deben eliminar como los elementos metálicos de las compuertas, el acondicionamiento de accesos y restos y como tema principal a destacar, la demolición del canal, compuertas, solera y el azud.

Nos es grato por ello señalar, que tras todo el trabajo realizado por diferentes entes y asociaciones como ACEM, se ha visto reconocido lo que siempre se ha dicho y se ha puesto de manifiesto en diversas alegaciones e informes técnicos sobre el impacto y daño al medio natural en el río Cabriel de la central de Mirasol-Contreras, y en consecuencia, se proceda a su eliminación controlada.