En la dirección general de economía circular, solo circula la mierda para todas y las perras para unos pocos

Aprobada la AAI (Autorización Ambiental Integrada)  para una ampliación en la explotación porcina de Balsa de Ves.

Desde ACEM y el ayuntamiento de Balsa de Ves. denunciamos la falta de rigor administrativo que ha llevado a aprobar la ampliación de 3 naves de la explotación porcina Granja de Ves, SL, del grupo Sanchiz, situada en el municipio de Balsa de Ves, para albergar simultáneamente 1536 cerdas en recría que entrarán con 20 kg y saldrán con 110 kg. La explotación estará a 1700 metros al sur del espacio de la Red Natura 2000 “Hoces del río Júcar”

La ampliación que ahora se proyecta es una modificación más de las sucesivas que ha sufrido la instalación desde que obtuvo la Autorización Ambiental Integrada  en 2006 . Este pueblo de apenas 131 habitantes cuentan con más de 100.000 cerdos en la explotación porcina ( tocan a más de 1000 cerdos por habitante )

Lamentamos que no se hayan tenido en cuenta las alegaciones efectuadas por expertos, Asociaciones de vecinos y Ecologistas.El Ayuntamiento presentó alegaciones pidiendo la suspensión del procedimiento , plagado de errores, donde el estudio de impacto se limita al proyecto actual de ampliación de las naves de recría, sin considerar todas las modificaciones anteriores que nunca fueron sometidas a evaluación de impacto.

La autorización tenia que haber sido nula al considerarla como una planta separada de la otra instalación y funcionando con grupos electrógenos que van en contra de las MTDs de eficiencia energética.

La autorización inicial de la granja  2500 madres con lechones hasta 20kg ,se ha convertido, a base de modificaciones no sustanciales o correcciones de errores, en una granja con una incineradora y una planta de producción de biogás mediante un biodigestor de purines y otros sustratos que son residuos de procedencia industrial. La capacidad de gestión de residuos es de más de 100 toneladas/día y todo el digestato se utiliza como abono en los campos vecinos.

Entre  esas modificaciones NO SUSTANCIALES  cabe destacar cómo en 2010 a través de una modificación no sustancial consigue instalar una planta de biogás. A priori la idea parecía buena, iban a aprovechar sus propios residuos para generar energía, pero en 2014, también con una modificación no sustancial se le autoriza no sólo a gestionar sus propios residuos (15.000 toneladas/año + 1000 toneladas/año de paja + 2500 toneladas/ año de restos vegetales), también podría empezar a recibir residuos industriales: de industria papelera, residuos de fertilizantes, residuos de industria textil,lodos de industrias de cuero y piel, glicerina de producción de biodiesel etc..

 En 2016, a través de un trámite de corrección de errores modifican los valores de los límites de emisiones, y con esa corrección de errores pasan de gestionar 18.800 toneladas al año a 38.900 toneladas al año. El dato es más que llamativo, pues aumenta en más de 20.000 toneladas los residuos que podrían gestionar, a través de la simplicidad de un trámite de corrección de errores, sin posibilidad a información pública ni de periodo de alegaciones.

Desde la  Asociacion y el ayuntamiento muestran su desconfianza ante este tipo de autorizaciones por parte del gobierno regional y denuncian la falta de rigor de una administración que no tiene actualizados los datos del censo de animales de estas instalaciones, pues según los datos facilitados por la Junta de Comunidades el censo registrado en la explotación de Granja de Ves S. L. es de 93.728 cerdos. Pero los datos que publica la página web de la empresa informan de que cuentan “con una producción aproximada de 100.000 lechones/año de unos 20 kg. Cuenta con un núcleo genético de 250 cerdas entre bisabuelas + abuelas1.200 cerdas de recría y 2.500 cerdas reproductorashttp://gruposanchiz.es/granja-de-ves/ en la empresa dicen al año!