Las organizaciones ecologistas abandonan la mesa de trabajo sobre corrección de líneas eléctricas

La renuncia responde a las irregularidades detectadas, así como a la negativa de la Consejería de Desarrollo Sostenible a facilitar los datos de trabajo.La electrocución es uno de los principales problemas de conservación de especies como el águila imperial ibérica.

 

Las asociaciones ecologistas firmantes nos hemos visto obligadas a dar por terminada la participación en la mesa de trabajo sobre priorización de corrección de líneas eléctricas frente a la electrocución de avifauna, a la que fuimos invitadas por la Delegada de la Consejería de Desarrollo Sostenible en Albacete el día 9 de diciembre de 2020. Las razones de este abandono se deben a la falta de compromiso por parte de dicha Consejería tanto para facilitar  la información necesaria para desarrollar el trabajo  como a la hora de aportar soluciones al  importante problema que supone la electrocución de avifauna.

Las organizaciones denunciamos haber asistido durante casi un año y medio  a las reuniones a las que hemos sido convocadas sin haber podido aportar nada,  insistiendo en cada una de ellas en la necesidad de que se facilitasen determinados datos –pendientes de recepción aun a día de hoy- y sin haber recibido respuesta al correo enviado el pasado 18 de abril, ni por parte del Consejero, del Viceconsejero ni de la Delegada Provincial.

Así, continuamos desconociendo la ubicación y número de líneas y apoyos pendientes de corregir, los ya corregidos y las previsiones de corrección de los restantes para todas las empresas titulares de líneas que no cumplan el Real Decreto de protección de la avifauna frente a la electrocución. Además, nuestras asociaciones reclamamos el estudio del CSIC donde se localizan las líneas y apoyos más peligrosos  de la empresa I-DE (antes Iberdrola)  que la Consejería  no ha enviado incumpliendo lo prometido a las ONG.

Los firmantes lamentamos, y así se lo hemos hecho saber a la Consejería, que durante este tiempo no solo no se haya avanzado sino que incluso se haya asistido a un importante retroceso, puesto que no se ha atendido  ninguna de las propuestas de las organizaciones y, lo más importante, se han advertido una serie de irregularidades que no auguran avances que redunden en la protección de la avifauna.

Entre las irregularidades más reseñables , en el último año se han dejado caducar un considerable número de expedientes sancionadores de especies catalogadas “En Peligro de Extinción” de una considerable cuantía y lo que es más grave, se elude la responsabilidad de corrección de esas líneas eléctricas. También se sanciona por debajo del grado de la infracción cometida, además de que se recurren por parte de I-DE todos los expedientes sancionadores en vez de acelerar la corrección de esas líneas,

  Cabe resaltar el caso  “NATEREA”, nombre con el que se denomina a los  documentos con los  que se supone se iniciaría un expediente sancionador por ser titular de una línea, en la que aunque no  hayan ocurrido electrocuciones  se considera muy peligrosa por no adaptarse a las prescripciones técnicas de protección de la avifauna. Llevamos un año en el que nada se sabe de estos expedientes , si se firman o no se firman y desde luego han dejado de notificarse a las ONG, pero sí se remitió un modelo  para su consenso a las empresas eléctricas, algo difícil de asimilar; y por último, existen multitud de electrocuciones que se están quedando sin sancionar.

Las organizaciones ecologistas mostramos la decepción con la mal denominada “mesa de trabajo” que en realidad solo ha supuesto una forma encubierta para la administración de justificar una falsa participación de las partes interesadas. La realidad es que se han ignorado las peticiones propuestas por los ecologistas, en el marco de  la legislación vigente, para solventar este grave problema.

Asimismo, nuestras ONG  lamentan profundamente que la administración se posicione al lado de las empresas eléctricas, principalmente de I_DE aun a sabiendas de que ésta dispone de los medios económicos suficientes para solucionar el problema de la electrocución en un periodo corto de tiempo y no seguir sorteando las sanciones recurriendo los expedientes en el juzgado, mientras continúan muriendo especies amenazadas como águilas imperiales, águilas perdiceras y águilas reales en sus líneas eléctricas.

Reiteramos que continuaremos con nuestro compromiso, requiriendo a la administración mayor rigor para obligar a corregir apoyos peligrosos para las aves, sean de la titularidad que sean, y acabar con esta lacra que supone la electrocución para la avifauna más amenazada.

Los grupos participantes:

Ecologistas en Acción de Albacete, ADENSVA, ACEM-Ecologistas de la Manchuela, SAO.