Balsa de Ves en graves problemas medioambientales

[...] un vertido de casi cuarenta mil toneladas de residuos sin tratar o a medio tratar sobre superficie agrícola, residuos que, de ninguna manera pueden ser aplicados sobre superficie agrícola.

 

Denunciamos la situación de deterioro natural que está sufriendo Balsa de Ves, un pueblo de 131 habitantes donde en el año 2006 se ubicó una granja porcina, Granja de Ves S.L., con una autorización inicial para 2500 madres con lechones hasta 20kg, Granja de Ves, S.L.

En 2010 se autorizó la instalación, en la explotación porcina, de una planta de biogás para tratar 15.300 t/año de purín, que era la producción propia de la Granja y 3.500t de otros sustratos que eran paja y restos vegetales. Sin embargo, la planta de biogás se ha convertido, a base de modificaciones no sustanciales o correcciones de errores, en una instalación de tratamiento de residuos externos sin que se hayan incrementado o mejorado las instalaciones.

El grave problema medioambiental se genera a partir de la modificación no sustancial de 2017, en que la planta de biodigestión pasó de estar autorizada para gestionar la cantidad de 18.800t/año (15.300t de purín+3500 de otros sustratos vegetales) a poder gestionar 38.900 t, 15.300 de purín + 23.600 t adicionales de residuos industriales, algunos de ellos de dudoso potencial de biodigestión.

El daño medioambiental se produce porque, como es sabido, las plantas de biodigestión deben tener un sistema de gestión del digestato que generalmente se realiza mediante aplicación al campo. Esta aplicación está ligada a una superficie necesaria para su aplicación y a unas características que tiene que tener el digestato que en las circunstancias actuales no se cumplen; tanto porque la planta no tiene capacidad de biodigerir tanto volumen como tampoco por la naturaleza de los codigestos. De manera que, la aplicación adecuada al campo de un biodigestato se convierte en un vertido de casi cuarenta mil toneladas de residuos sin tratar o a medio tratar sobre superficie agrícola, residuos que, de ninguna manera pueden ser aplicados sobre superficie agrícola. Y no se pueden aplicar porque no pueden cumplir la condición de ser sustitutos de fertilizantes.

Como consecuencia de ello, se produce un daño ambiental grave sobre el entorno que se puede observar en las fotografías que constantemente salen en los medios de comunicación que muestran un daño aparentemente estético, pero que dadas las características de los productos vertidos muchos de ellos en nada beneficiosos para la agricultura, se convertirá en un daño medioambiental grave a medio plazo tanto para el suelo como, posiblemente para las aguas subterráneas.

Nos sumamos a las peticiones que ha hecho el ayuntamiento de Balsa de Ves y preocupados por lo que está pasando en nuestra comarca, ya que ese digestato no solo va a parar a Balsa de Ves sino a otros pueblos de la zona, solicitamos que los digestatos generados, al pasar por la planta de biodigestión, si es que pasan, permanezcan con la condición de residuos y no puedan ser aplicados al campo de forma indiscriminada. Creemos deberían ser enviados a un gestor de residuos.


Asimismo, pedimos a Granja de Ves S.L. el Plan de Gestión de Estiércol y digestato que tiene autorizado, el listado de los residuos que han entrado en la planta de biogás de Balsa de Ves desde su funcionamiento hasta el año 2021 y el destino de los digestatos
generados.

Presuntamente, se está cometiendo un daño medioambiental gravísimo y los agentes encargados de velar por evitarlo, como en este caso son la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, el SEPRONA , delegación del Gobierno de España en Castilla la Mancha y la Confederación Hidrográfica del Júcar, miran hacia otro lado.

Accede al escrito original pinchando en: 

https://ecologistasmanchuela.org/solicitud-el-plan-de-gestion-de-estiercol-y/viewdocument/257

Artículos relacionados:

Peligro planta de biogas